Arquitectura bioclimática y climatización de edificios

Técnicas de climatización de salas rack
Técnicas de climatización de salas rack
7 marzo, 2019
rcastilla, partner de Panasonic en climatizaciòn de edificios
Polen primaveral, calidad de aire y última tecnología Panasonic Nanoe X en climatización de edificios
2 abril, 2019
Show all
Climatización de edificios y viviendas bioclimáticas

Climatización de edificios y viviendas bioclimáticas

 

Se estima que el 90% de nuestro tiempo lo pasamos en espacios interiores, por lo que la climatización de edificios tiene un enorme impacto en nuestra salud y bienestar. Pero también en el consumo energético, aunque si realizamos bien los deberes desde el comienzo, este indeseado efecto puede reducirse a extremos tolerables e, incluso, insignificantes.

Hablamos de arquitectura bioclimática.

Algunos datos de la climatización de edificios

Según los datos del Worldwatch Institute de Washington, los edificios y la construcción acaparan el 60% del consumo de materiales y energía, y de la mitad de los residuos y contaminación que se produce en el planeta.

En España hay 8 millones de sistemas de climatización de edificios instalados. Durante los meses de más calor todos queremos disfrutar de un entorno agradable y sin sofocos, los españoles deciden refrescarse disfrutando de un entorno agradable y sin sofocos mediante el aire acondicionado. Se estima que el 33% de los hogares en España cuentan con un equipo de estas características. En cuanto a los consumos, el 66% del gasto energético de los edificios se emplea en calefacción, refrigeración y ventilación.

El consumo de energía cada vez mayor y el aumento significativo de los costes de ésta han hecho que la eficiencia energética sea una constante preocupación para los proyectistas de nuevas construcciones, pero también para los gestores de los existentes, con el fin de reducir las necesidades energéticas y, en consecuencia, ahorrar en costes de funcionamiento, sin perder en cuotas de confort o calidad.

Viviendas bioclimáticas

Las viviendas bioclimáticas constituyen la principal aportación de la arquitectura a un desarrollo sostenible, en un momento de creciente concienciación medioambiental,

Una construcción bioclimática es aquélla que únicamente mediante su configuración arquitectónica es capaz de satisfacer las necesidades climatológicas de sus habitantes, aprovechando los recursos naturales y evitando el consumo de energías convencionales, teniendo en cuenta el clima y las condiciones del entorno para ayudar a conseguir el confort térmico interior mediante la adecuación del diseño, la geometría, la orientación y la construcción del edificio adaptado a las condiciones climáticas de su particular situación.

Se trabaja exclusivamente con las características locales del medio (relieve, clima, vegetación natural, dirección de los vientos dominantes, insolación, etc.), así como,el diseño y los elementos arquitectónicos, utilizando los sistemas mecánicos de climatización de edificios como complemento adicional y puntual.

Factores críticos

Para el funcionamiento bioclimático de una casa, es necesario considerar:

  • Localización y distribución: La casa debe tener una orientación norte-sur para conseguir el máximo aprovechamiento de la radiación solar y crear corrientes naturales de aire. En cuanto a la distribución de las estancias, se situarán en la zona norte las que menos tiempo se utilicen (cocina, baños, trastero…), en la sur las salas de estar (comedor, salón…) y en el este los dormitorios.
  • Estructura: Existencia de patios o huecos interiores a fin de facilitar la transmisión del frío o el calor que se genere y la ventilación. Para facilitar la circulación de corrientes de aire naturales que permitan calentar o refrigerar las distintas estancias, debe proyectarse un sistema de ventilaciones cruzadas, forzando por convección natural una corriente de aire desde el norte que pase por toda la casa y vaya por la parte más alta de la vivienda, o forzando a través de ventiladores eléctricos una corriente de aire fresco por galerías subterráneas..
  • Efecto invernadero: Instalación de grandes ventanales o cristaleras en la fachada sur. Este sistema requiere un juego de aberturas para controlar las corrientes y la construcción de aleros o voladizos estudiados con anterioridad para permitir que la radiación solar entre en invierno. Este proceso se puede complementar con una chimenea o climatización de edificios mediante suelo radiante.
  • Muros de carga especiales: Empleo de muros de carga de mayor espesor e inercia térmica. Gracias a ellos el calor se conserva durante más tiempo y aíslan mejor.

En rcastilla, se contempla el mínimo consumo energético como uno de los factores críticos en todas nuestras instalaciones y sistemas de climatización de edificios.

Contacta con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies